🌰 Clima para el cultivo del Nogal Chandler y Serr

¿Cuál es el origen del nogal?

El nogal es originario tanto de Asia como de Europa. Su domesticación comenzó en Persia y llegó a Chile con los españoles.

Estados Unidos, el segundo mayor productor después de China es el principal exportador mundial de nueces y el referente comercial para este producto. Chile ostenta el segundo lugar como exportador de nueces  con el 12% de las exportaciones mundiales, siendo el principal exportador en contra estación concentrando sus envíos en los meses de marzo a agosto, mientras que Estados Unidos concentra sus exportaciones entre septiembre y febrero.

¿A dónde se exportan las nueces chilenas?

Hoy día las nueces chilenas se exportan a 76 países y durante la temporada 2019 el volumen exportado fue de 135.618 toneladas. Los principales países de destino de estas exportaciones son Turquía, Alemania, Emiratos Árabes e Italia.

Actualmente las nueces chilenas se comercializan con o sin la cáscara. Mientras en el primer caso es más relevante el tamaño de la nuez, el segundo implica un mayor valor agregado y una gran exigencia en términos de calidad. Este último formato es especialmente  apreciado por los consumidores europeos, que utilizan la nuez en repostería.

¿Dónde se cultivan el nogal en Chile?

En Chile el cultivo comercial del nogal se realiza desde la región de Coquimbo hasta la de la Araucanía. Se estima que ya existen más de 40.000 hectáreas de nogales, la mayor parte de ellas concentradas en las regiones Metropolitana, de Valparaíso y de O’Higgins.

El clima ideal para los nogales es de primaveras y veranos sin lluvias ni heladas.

En Chile mayoritariamente la floración del nogal comienza  en el mes de septiembre y el crecimiento de los frutos entre octubre y febrero. La maduración ocurre en el mes de marzo y la cosecha en abril.

¿Cómo afectan las heladas a los nogales?

Se estima que temperaturas inferiores a un grado durante 45 minutos en el período de floración, cuaja o frutos recién formados sería suficiente para producir algún daño en las estructuras de las plantas como flores, brotes nuevos y frutos pequeños. Heladas entre -1 y -2 grados generan una pérdida de entre 5 al 20% de la producción, mientras que un evento de helada de -4 grados durante este periodo provocaría una pérdida estimada de hasta el 50% de la producción dependiendo de su duración.

Las precipitaciones, ¿afectan la cosecha?

Eventos de precipitaciones mayores a 20 milímetros diarios durante la floración también causan un daño económico al cultivo del nogal por sus efectos en la parte aérea de las plantas. Se estima que una precipitación de entre 20 a 50 milímetros en floración puede provocar una pérdida de entre el 10 al 25% en su rendimiento. Si ocurre una precipitación mayor a 20 milímetros diarios en marzo durante la maduración del nogal la pérdida puede llegar hasta el 10%.

¿Qué temperatura resiste el nogal durante su receso invernal?

El nogal es una especie resistente a las bajas temperaturas invernales, durante el período de receso de la planta. Sin embargo, los daños por frío también pueden ocurrir cuando se presentan temperaturas relativamente altas para el invierno seguidas por heladas severas, bajo -4 grados. En estos casos se dañan las yemas, presentando problemas durante la floración en la primavera siguiente, que será escasa y lenta.

El viento superior a los 30 kilómetros por hora o la presencia de granizos durante la floración y el crecimiento activo de las plantas puede llegar a producir daños por la destrucción de ramillas, hojas, flores y frutos o también por la simple caída de estas.

¿Cuántas horas de frío necesita el nogal?

El nogal requiere entre 700 y 1.000 horas de frío para una buena brotación dependiendo de la variedad. Las horas frío son todas aquellas horas con temperaturas iguales o menores a 7 grados que se van acumulando entre mayo y agosto. Luego necesitan entre 1.300 a 1.700 grados días desde yema hinchada hasta madurez con una temperatura base de crecimiento de 10 grados, desde septiembre hasta abril, por lo que  su ciclo vegetativo dura entre 230 a 250 días, dependiendo de la variedad y del clima.

El nogal necesita entre 10 y 14 horas diarias con luz.

La temperatura óptima para el crecimiento del nogal es entre 21 y 28 grados y una máxima de 38 grados, sobre la cual se producen pérdidas de producción porque  la planta cierra sus estomas.

¿Qué variedades son las más plantadas en Chile?

La elección de la variedad  debe hacerse considerando la acumulación de horas de frío en el lugar de la plantación, siendo la variedad Serr de menor requerimiento.

La variedad Chandler representa cerca del 85% de los nogales en Chile,  un 10% corresponde a Serr, y el 5% restante son otras variedades como la Howard o Tulare.

¿Qué suelos necesita el nogal?

El nogal como la mayoría de los frutales, prefiere suelos profundos, permeables, sueltos y de buena capacidad de acumulación de humedad. Las limitantes físicas del suelo  como el mal drenaje, capas duras o niveles freáticos altos son un obstáculo productivo. El contenido de materia orgánica debe estar entre 1.2 y 2%, el pH neutro entre 6.5 a 7.5 y las arcillas entre un 18 y 25%.

Entre los cambios que ha vivido la industria el nogal en la última década está el reemplazo de la cosecha tradicional, basada en apaleo de las nueces y recolección desde el suelo, por el empleo de maquinaria. Esta mecanización ha facilitado la expansión del cultivo y poder realizar esta labor en el menor tiempo posible, para obtener la mayor calidad que se demanda en los mercados más exigentes.

Artículos relacionados

agricultura de precision en nogales